Posgrado de Pediatría PUCE

Posgrado de Pediatría PUCE

miércoles, 27 de marzo de 2013

Pediatrics MedPulse

MANEJO DE LA  GASTROENTERITIS AGUDA EN NIÑOS

http://www.medscape.com/viewarticle/777681?nlid=28102_455&src=wnl_edit_medp_peds&uac=92754AY&spon=9 

Revisión de las Guías Basdas en la Evidencia de la Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica, 2008.

M. Pieścik-Lech, R. Shamir, A. Guarino, H. Szajewska
Aliment Pharmacol Ther. 2013;37(3):289-303.

Abstract

Background In 2008, the European Society for Paediatric Gastroenterology, Hepatology and Nutrition (ESPGHAN) and the European Society of Paediatric Infectious Disease (ESPID) developed evidence-based guidelines for the management of acute gastroenteritis (AGE) in children in Europe.
Aim To summarise data published subsequently to the ESPGHAN/ESPID guidelines.
Methods MEDLINE and The Cochrane Library were searched in August 2012 for randomised controlled trials (RCTs) or their meta-analyses published after 2008.
Results Efforts to improve the taste and/or efficacy of oral rehydration solution (ORS) continue, and some interventions are promising. While standard (over 24 h) nasogastric rehydration is still being used, new evidence confirms that rapid (over 4 h) rehydration is also effective. For intravenous rehydration, new evidence is available regarding rapid or ultrarapid and large-volume vs. standard-volume rehydration; as the new evidence is not consistent, until more data are available, the administration of 20 mL/kg seems appropriate. Convincing evidence has accumulated showing that ondansetron reduces the risk for vomiting; however, a clearance on safety in children is needed. New evidence has reconfirmed that in Europe, where zinc deficiency is rare, there is no benefit from the use of zinc. New data, although mainly from outside of Europe, have reconfirmed that either smectite or racecadotril is an effective adjunctive therapy to oral rehydration. There is a clear effect of using certain probiotics, such as Lactobacillus GG or S. boulardii.

Hazte miembro

Reglamento Residentes PUCE Pediatría. (Borrador Dr. Naranjo)

BORRADOR DEL REGLAMENTO PARA LOS MEDICOS RESIDENTES DEL POSTGRADO DE PEDIATRIA DE LA P.U.C.E.
MARZO DEL 2010

CONTENIDO
CAPITULO I
DISPOSICIONES GENERALES
Artículo l.- El presente Reglamento tiene por objeto regular la participación de los médicos residentes en la realización de los programas de especialización y cursos dentro del pensum del postgrado de Pediatria de la PUCE, así como normar la formación académica, actitud personal y ética profesional de los médicos residentes.
Artículo 2.- Para los efectos de este Reglamento se entiende por:
I. Médico Residente.- al profesional de la medicina con título legalmente expedido y registrado ante
las autoridades competentes, que fue seleccionado para realizar estudios de post grado de pediatría PUCE.
III. Sede.- a la unidad médica receptiva en la que el residente puede cursar la totalidad de la
especialidad por contar con la infraestructura y realizar las funciones que propicien el incremento
de conocimientos, desarrollo de destreza y actitudes profesionales propias de la disciplina,
IV. Subsede de Entrenamiento.- a la unidad médica receptora de residentes en la que se realiza una
parte de los estudios de especialización correspondientes, de acuerdo con los objetivos de los
programas académicos específicos, entre los que se encuentran hospitales generales, de especialidad, centros médicos particulares y del estado con convenio con la PUCE.
VI. Cuadro Básico.- a la relación y descripción de insumos para la salud, en donde se comprenden
medicamentos, material de curación, equipo médico y reactivos de laboratorio debidamente
autorizados, necesarios para la prestación de los servicios médicos,
VII. Expediente Clínico.- al conjunto de documentos confidenciales propiedad del Instituto, que en
forma individual identifica al derechohabiente, en el cual se registra su estado clínico, estudios
auxiliares de diagnóstico, tratamiento proporcionado, así como la evolución de su padecimiento,
VIII. Derechohabiente.- al servidor público, pensionado, pensionista, familiar o dependiente
económico, a los que expresamente la Ley les reconoce ese carácter,
IX. Guardia o Actividad Clínica Complementaria.- al conjunto de actividades asistenciales y
académicas que realiza el residente al término de la jornada normal en la unidad de atención
médica a la que está asignado y de acuerdo con el programa operativo correspondiente,
X. Permiso.- a la autorización que se otorga al residente para ausentarse en forma temporal de sus
actividades; y
XII. Programa Académico.- al plan de estudios para una determinada especialidad, vigente en la
institución de educación superior que reconoce la residencia hospitalaria.

Artículo 3.- LA ESPECIALIDAD DE PEDIATRIA TIENE UNA DURACION DE SIETE SEMESTRES(3 AÑOS Y MEDIO)
Artículo 4.- Las especialidad mencionada en el artículo anterior, incluye actividades
correspondientes a aspectos clínico asistenciales, docentes y de investigación, que se podrán desarrollar en consulta externa, urgencias, salas de hospitalización, quirófanos, cuneros, terapia intensiva, pediatría, servicios auxiliares de diagnóstico y tratamiento; así como en otros
que sean determinados por la Coordinación del Postgrado y el Consejo de Pediatría, de acuerdo con los convenios celebrados con otras instituciones de salud.
Artículo 5.- Los médicos residentes deberán observar las normas particulares que regulen los servicios donde desarrollen su residencia y apegarse a los horarios establecidos para tal efecto.
Artículo 6.- El año académico( dos semstres) de la residencia iniciará el once de enero y terminará el 10 de enero del año siguiente .
Artículo 7.- Todo aspirante a médico residente deberá someterse a los exámenes de selección y entregar con oportunidad la documentación que le sea solicitada, de acuerdo a las disposiciones del Consejo de Pediatría de la PUCE, en caso contrario, se cancelará su inscripción, no obstante de haber sido aprobado al grado académico de que se trate.

CAPITULO II
AUTORIDADES RESPONSABLES DE LA ENSEÑANZA Y NIVELES JERARQUICOS

Artículo 8.- Las autoridades responsables de los estudios que imparte el Postgrado, son:
I. El Coordinador General del Postgrado
II. El consejo de Pediatría PUCE
III. El Director de la Unidad Médica
VI. El Subdirector Médico,
VII. El Jefe de Enseñanza e Investigación,
VIII. El Jefe de Servicio
IX. El médico adscrito de guardia y residente Jefe de Guardia,
X. Los médicos adscritos, tutores del postgrado
XI. Los Coordinadores respectivos de cada nivel,
XII. El residente de cuarto año,
XIII. El residente de tercer año,
XIV. El residente de segundo año, y
XV. El residente de primer año;
Artículo 9.- El personal encargado de la supervisión del aprendizaje de los médicos residentes será el
cuerpo de médicos adscritos al servicio, en coordinación con la Jefatura de Enseñanza e Investigación del hospital donde el residente se encuentre rotando.
Artículo 10.- El órgano responsable de vigilar el cumplimiento de las actividades académicas y operativas de enseñanza e investigación, que desarrollan los médicos residentes será el CONSEJO DE PEDIATRIA Y EL COORDINADOR DEL POSTGRADO y, en caso, de las subsede los respectivas JEFATURAS DE DOCENCIA, INVESTIGACION Y
RESIDENTES.

CAPITULO III
DERECHOS Y OBLIGACIONES GENERALES DE LOS MEDICOS RESIDENTES
De los derechos:
Artículo 1l.- Son derechos de los médicos residentes
I. Recibir durante las guardias, alojamiento higiénico con los servicios sanitarios completos durante
su estancia en la unidad médica receptora en las guardias,
II. Recibir una alimentación completa, técnicamente balanceada y de buena calidad,
III. Recibir ropa de uso profesional, consistente en UN uniforme completo por año de residencia
IV. Gozar de dos periodos anuales de vacaciones de SIETE días hábiles cada uno, con excepción de
los médicos que cursen EL TERCER AÑO, que gozarán de DOS periodos vacacionales de QUINCE días cada uno,
V. Recibir la enseñanza de post grado correspondiente a su especialidad, de conformidad con los
planes académicos y operativos, bajo la dirección, asesoría, supervisión y compromiso académico de los profesores en un ambiente de respeto y consideración,
VI. Recibir la constancia de terminación de estudios de la residencia en un plazo de 30 días,
siempre y cuando apruebe la evaluación final del curso de especialidad correspondiente
De las obligaciones generales:
Artículo 12.- Son obligaciones generales de los médicos residentes, las siguientes:
I. Prestar los servicios médicos de manera rotatoria en las unidades médicas receptoras asignadas
por el Postgrado durante el periodo de un año con el horario que señale el programa académico
operativo,
II. Visitar diariamente a los enfermos que estén a su cargo, en compañía del grupo médico del
servicio al cual se encuentra adscrito y registrar en el expediente la nota de evolución
correspondiente a las normas hospitalarias o del servicio asignado.
III. Reportar de inmediato a sus superiores los problemas que presenten los pacientes,
IV. Participar en el estudio y tratamiento de los pacientes que les encomienden durante su
adiestramiento clínico o quirúrgico, siempre sujetos a las indicaciones y a la supervisión de los
médicos adscritos a la unidad médica receptora de residentes,
V. Participar dinámicamente en las actividades académicas,
VI. Asistir con puntualidad a las sesiones teóricas, clínicas, anatómicas, clinico-radiológicas,
bibliográficas y demás actividades académicas señaladas como parte de los estudios de
especialización,
VII. Cumplir el calendario de las guardias que le establezca el servicio al cual está adscrito,
VIII. Mostrar una actitud respetuosa a sus superiores jerárquicos, a sus compañeros, y en general, al
personal que labore en la Sede o Subsede en donde realice la residencia, así como observar
buen trato y atención amable con los pacientes y sus familiares,
IX. Cuidar su apariencia personal y presentarse al servicio debidamente uniformado portando el
Respectivo uniforme asignado por las normas de servicio.
X. Mantener el expediente clínico en el orden establecido.
XI. Atender las solicitudes y traslados de los pacientes que se requieran, así como otorgar la
atención médica requerida,
XII. Desarrollar todas aquellas funciones inherentes al ámbito médico asistencias y académico de
competencia que le sea encomendada por su jefe superior inmediato,
XIII. Cumplir la etapa de instrucción académica y adiestramiento correspondiente de acuerdo con el
programa docente, vigente en la unidad médica receptora,
XV. Ejecutar bajo la supervisión del profesor encargado del curso, las actividades de investigación
médica que sean autorizadas por el Jefe de Servicio de Enseñanza e Investigación,
XIVI. Cumplir las disposiciones internas de la unidad médico receptora y las particulares del servicio al cual se encuentre adscrito, informando a su superior inmediato el resultado de las acciones
médicas que estén a su cargo, y en correspondencia con las responsabilidades del grado
académico de que se trate,
XVII. Permanecer en la unidad médica receptora conforme a las disposiciones docentes respectivas;
así mismo, en el horario destinado a cumplir la guardia tanto en relación con pacientes, como en
las demás actividades de la especialidad de estudio o práctica, así como en los periodos para
disfrutar de reposo o ingerir alimentos,
XVIII. Coadyuvar con las autoridades académicas y médicas para mantener el orden y disciplina en la unidad médica receptora, a fin de brindar a los derechohabientes servicios médicos de calidad,
XIX. Realizar cuando menos un trabajo de investigación médica, conforme a las líneas de
investigación del Instituto y a la Coordinación de Investigación del hospital sede, en forma
obligatoria durante su residencia, el cual deberá ser entregado al término de esta,
XX. Presentar y aprobar los exámenes periódicos de evaluación de conocimientos y destrezas
adquiridas,
XXI. Cumplir con todas aquellas funciones correspondientes al área médica que redunden en
beneficio del Postgrado y/o institución de rotación.
XXII. Registrar entrada y salida de guardia en agenda o sistema de registro del hospital sede, así
como el correspondiente a cada servicio médico,
XXIII. Dedicar tiempo exclusivo a la residencia en la unidad médica receptora asignada para el debido cumplimiento de los programas académicos y operativos correspondientes y de su formación en la especialidad; y
XXIV. Participar activamente en el programa de mejora continua de la calidad de la atención médica del hospital sede de post grado, así como de las subsedes conforme a las indicaciones de los jefes
de servicio.

De las obligaciones específicas del médico residente de primer año:
Artículo 14.- Al residente de primer año, corresponde específicamente el cumplimiento de las siguientes obligaciones, además de las señaladas en el artículo 12:
I. Supervisar las actividades de internos rotativos y estudiante de medicina a su cargo en los diferentes servicios de rotación.,
II. Elaborar conjuntamente la nota de ingreso al hospital y las órdenes de laboratorio y gabinete
necesarias,
III. Solicitar al Residente de segundo año la revisión de la historia clínica del paciente,
IV. Verificar que el expediente del paciente en observación se encuentre debidamente organizado e
integrado,
V. Solicitar a los médicos adscritos, la revisión de los casos atendidos y discutir conjuntamente las
historias clínicas, las notas de ingreso y evolución de los pacientes,
VI. Notificar al residente de mayor jerarquía, los casos de defunción registrados para que realice los
trámites correspondientes ante el servicio de anatomía patológica,
VII. Informar a sus superiores inmediatos, el resultado de las visitas matutina, vespertina y nocturna
que realice a los pacientes a su cargo,
VIII. Efectuar la entrega formal de guardia con puntualidad, paciente por paciente, la cual deberá
quedar registrada en el pizarrón de expedientes del servicio y agenda de entrega de guardia,
IX. Transcribir a máquina la HISTORIA CLINICA Y EPICRISIS de los pacientes a su cargo,
X. Abstenerse de expedir recetas médicas e incapacidades, y de solicitar estudios de laboratorio o
gabinete, que deban ser subrogados sin la firma autorizada del médico adscrito o directivo
responsable del servicio,
XI. Elaborar resúmenes que le sean solicitados por el jefe del servicio al cual se encuentre adscrito,
XII. Informar con oportunidad al Departamento de Trabajo Social, las altas por mejoría, voluntarias o
bajas por defunción; y
XIII. Presentar la propuesta de inicio del protocolo de tesis en forma obligatoria en el primer semestre del año académico correspondiente, en congruencia con las líneas de investigación establecidas por el departamento de investigación del Postgrado.

De las obligaciones específicas del médico residente del segundo año:

Artículo 16.- Al residente de segundo año, corresponde el cumplimiento de las siguientes obligaciones,
además de las enumeradas en el artículo 12:
I. Supervisar el trabajo del residente de primer año,
II. Sustituir a sus compañeros de menor jerarquía durante su ausencia,
III. Supervisar la calidad de la historia clínica y nota de ingreso, así como el contenido del
expediente clínico,
IV. Atender personalmente las urgencias del servicio y comunicarlas a su jefe inmediato superior,
V. Elaborar bajo la supervisión de sus superiores, las prescripciones médicas, las notas de
evolución y las hojas de egreso de los casos a su cargo; y
VI. Presentar el protocolo de tesis para ser revisado para su aprobación, por el Comité de
Enseñanza e Investigación, y registrarlo en el Departamento de post grado de la Facultad de
Medicina durante el primer semestre del año académico correspondiente.

De las obligaciones específicas del médico residente de tercer año:

Artículo 17.- Al residente de tercer año, corresponde el cumplimiento de las obligaciones contenidas en el
artículo 12, además de las que a continuación se señalan:
I. Supervisar el trabajo de los residentes de menor jerarquía, además de fungir como responsable
de la adecuada atención de los pacientes ante el Jefe de Servicio,
II. Enseñar a todos sus compañeros de menor jerarquía, aspectos técnicos, prácticos y éticos,
relacionados con sus actividades académicas y asistenciales,
III. Pasar visita médica nocturna a los pacientes hospitalizados con los residentes de la guardia de
su servicio para la detección y corrección oportuna de irregularidades,
IV. Comunicar al médico especialista de base o al jefe de servicio, los problemas suscitados en
relación con los enfermos,
V. Supervisar las visitas reglamentarias, vespertinas y nocturnas,
VI. Revisar los expedientes clínicos de los pacientes del servicio al cual estén adscritos y fungir
como jefe responsable de los residentes de guardia que se le asigne, elaborando un reporte de
los incidentes acontecidos, el cual deberá ser entregado al término de la guardia en la Dirección
Médica, Subdirección y Departamento de Enseñanza,
VII. Presentar el trabajo de tesis para revisión y aprobación por el Comité de Enseñanza e
Investigación, conforme a la metodología establecida para el caso y en congruencia con las
líneas de investigación del Postgrado,
VIII. Cubrir la rotación a comunidad en los hospitales generales del Instituto, conforme al calendario
establecido por el Departamento de Enseñanza e Investigación; y
IX. Participar activamente en el desarrollo de programas académicos de la especialidad, educación
continua y capacitación en los centros regionalizados de capacitación y hospitales del Instituto.

De las obligaciones específicas del medico residente del cuarto año:

Artículo 18.- Al residente de cuarto año, corresponde el cumplimiento de las obligaciones siguientes,
además de las señaladas en el artículo 12:
I. Supervisar el trabajo de los médicos residentes de menor jerarquía, además de cumplir como
responsable de la adecuada atención de los pacientes ante el Jefe de Servicio,
II. Enseñar a sus compañeros de menor jerarquía, aspectos técnicos, prácticos y éticos,
relacionados con sus actividades académicas, asistenciales y de investigación,
III. Revisar los tratamientos médicos indicados para los pacientes hospitalizados y efectuar los
cambios, en caso de ser necesarios, anotando la justificación,
IV. Realizar visita médica nocturna a los pacientes hospitalizados, con los residentes de guardia de
su servicio, para la observación, detección y corrección oportuna de anormalidades,
V. Comunicar por escrito al médico especialista de base o al Jefe de Servicio de las contingencias
suscitadas con los pacientes,
VI. Supervisar las visitas reglamentarias, vespertinas y nocturnas,
VII. Presentar el trabajo de tesis para revisión y aprobación por el Comité de Enseñanza e
Investigación, así como la Coordinación de Investigación del hospital sede, durante el primer
semestre del año académico correspondiente,
VIII. Cubrir la rotación a comunidad en las subsedes y hospitales generales del Instituto, de acuerdo
con el calendario establecido por los Departamentos de Enseñanza e Investigación del Postgrado.
IX. Desarrollar todas aquellas funciones médico asistenciales, académicas y de investigación,
inherentes al ámbito de su competencia, que le sean encomendadas por su jefe superior
inmediato; y
X. Participar activamente en el desarrollo de los programas académicos de especialidad, programas
de educación médica continua y capacitación en los diferentes centros regionales de
capacitación y hospitales de la institución.

CAPITULO IV
DE LAS GUARDIAS

Artículo 19.- Con el objeto de cumplir con las guardias correspondientes, el jefe de guardia asignará a los residentes en los servicios, a cubrir de acuerdo con las necesidades asistenciales, quedando bajo la responsabilidad de la Jefatura de Enseñanza de la unidad, la modificación de estas para beneficio y mejor funcionamiento del hospital sede. Todo residente, podrá estar sujeto a cambios de calendario de guardia, según las necesidades del hospital.
Artículo 20.- Los residentes deberán cubrir las guardias que se les asignen, no pudiendo exceder de una cada cuarto día y en forma alternada domingos y días festivos.
Las guardias en días hábiles, se iniciarán desde la terminación de la jornada y concluirán a la hora
establecida para el inicio de la siguiente jornada.
Los sábados, domingos y días festivos, las guardias serán de 24 horas.
Ningún residente por efecto de permuta o por necesidades del servicio, podrá permanecer más de 48 horas de guardia.
Artículo 21.- Los residentes de guardia deberán permanecer en su servicio o en sitios del hospital donde sea posible su localización, debiendo reportarse con los Jefes de Guardia correspondientes y no podrá abandonar el área a la cual fue designado sin dejar cubierto el servicio por otro residente.
La entrega de la guardia, se deberá hacer personalmente al médico residente que releva, indicándole por escrito el diagnóstico o manejo de los pacientes en observación en la agenda de guardia, esta se realizará en días hábiles a las 12:00 horas y en días festivos a las 8:00 horas.
Permisos y permutas para ausentarse de las guardias:
Artículo 22.- Los permisos para ausentarse de la guardia, sólo serán otorgados por causas justificadas, debiendo ser autorizados por el Jefe de Guardia, y en su caso, por el personal del cuerpo directivo.
Artículo 23.- Las permutas de guardia, se permitirán sólo con residentes de igual jerarquía, debiendo ser solicitadas por escrito con 24 horas de anticipación ante el Jefe de Residentes de Guardia y notificado al Jefe de Enseñanza.
Artículo 24.- Por la naturaleza de las actividades médicas que requieren atención absoluta de los
servicios de urgencias y terapia intensiva, no se permitirán permutas, ni se podrán cubrir guardias por más de 24 horas.

CAPITULO V
DE LAS INCAPACIDADES Y LOS PERMISOS

Artículo 25.- Se otorgarán permisos de ausencias a los médicos residentes, solamente por causas
justificadas y en los siguientes términos:
I. Hasta por 48 horas, con autorización del Jefe de Servicio y visto bueno del Jefe de Enseñanza e
Investigación,
II. Por más de 72 horas, sólo en caso de extrema necesidad, mediante la autorización del Jefe de
Servicio y Coordinador de Postgrado.
III. En caso de maternidad, con circunstancias especiales(prematurez, alto riesgo, etc) se concederá un permiso no mayor a cuatro semanas, en caso de excederse este periodo, el residente tendrá la posibilidad de reservar su cupo, para retomar estudios el semestre siguiente..
Artículo 26.- Las incapacidades de los residentes deben ampararse con el certificado médico emitido por la unidad médica correspondiente,.
Artículo 27.- Cuando un residente se incapacite durante la jornada, el Jefe de Servicio o Guardia podrá autorizar que se ausente, pero al reiniciar su actividad, deberá exhibir el certificado de incapacidad respectivo.

CAPITULO VI
DE LOS ESTÍMULOS

Artículo 28.- Los médicos residentes podrán hacerse acreedores a estímulos de acuerdo con la eficiencia mostrada en el desempeño de sus actividades médico asistenciales, académicas y de trabajo de investigación, los cuales serán otorgados por sus Jefes de Servicios, Jefatura de Enseñanza e Investigación de la unidad sede, autoridades el Postgrado de Pediatría.
Artículo 29.- De acuerdo con el desempeño en el servicio, se podrán otorgar permisos y becas para
asistir a cursos de actualización, congresos u otras actividades académicas, mismas que serán
promovidas por la Coordinación del Postgrado y Consejo de Pediatría.
Artículo 30.- Las calificaciones aprobatorias y menciones honoríficas, serán consideradas como parte de la evaluación curricular de los médicos residentes en la promoción al siguiente año de la especialidad.

CAPITULO VII
DE LAS SANCIONES

Artículo 31.- Los órganos facultades para vigilar el cabal cumplimiento del presente ordenamiento, serán El decano de la Facultad de Medicina, la Coordinación de Postgrado, Consejo de Pediatría.
Artículo 32.- La falta de cumplimiento a las obligaciones asistenciales del residente en los servicios y
guardias, así como en el incumplimiento de responsabilidades académicas, insubordinación, trato
incorrecto al personal y conducta inadecuada con los pacientes, será sancionado a juicio del El decano de la Facultad de Medicina, la Coordinación de Postgrado, Consejo de Pediatría
Artículo 33.- Las sanciones a que se refiere el artículo anterior, podrán ser:
I. Amonestaciones verbales, que se impondrán a los residentes por faltas leves en el cumplimiento
de sus obligaciones, las cuales podrán ser aplicadas por el Jefe de Servicio y/o Jefe de
Enseñanza,
II. Extrañamientos, son las llamadas de atención por escrito al residente que incurre en faltas
graves, estas las aplicará el Jefe del Servicio al cual se encuentre adscrito el médico residente,
y/o el Jefe de Enseñanza, con copias al Subdirector Médico, Jefe de Residentes y expediente
personal,
III. Notas de demérito, las cuales harán constar la incorrecta actuación del médico residente y serán
impuestas por el Jefe de Servicio y/o Jefe de Enseñanza,
IV. Disminución en la calificación mensual,
V. Amonestación por escrito con copia a su expediente,
VI. Guardias extras
VII. No promoción al grado inmediato superior; y
VII. Expulsión definitiva del Programa de Postgrado
Para la aplicación de las sanciones, en cada caso, se considerarán los antecedentes, la gravedad de la falta y consecuencias, pudiendo aplicarse no necesariamente en el orden señalado anteriormente.

CAPITULO VIII
DE LA RESCISION DEL NOMBRAMIENTO DE RESIDENTE

Artículo 34.- El Consejo de Pediatría y el Coordinador del Postgrado está facultado para valorar las faltas o incumplimiento de las obligaciones y funciones que señala el presente reglamento y podrá sancionar con suspensión o expulsión en los siguientes casos:
I. No dedicar tiempo completo a la residencia, lo que tendrá que ser debidamente comprobado,
II. Negarse a cumplir con las rotaciones que le sean asignadas,
III. Ingerir bebidas alcohólicas durante su estancia en la unidad médica, o presentarse en estado de
intoxicación alcohólica y/o psicotrópicos,
IV. Proporcionar información de carácter oficial sobre aspectos administrativos, técnicos o científicos
del instituto, a menos que sean autorizados por el Director de la unidad médica,
V. No acatar las órdenes de las personas asignadas para impartir la enseñanza y para dirigir el
desarrollo del trabajo,
VI. No presentar los exámenes periódicos o reprobarlos, de acuerdo con las disposiciones
académicas establecidas para la evaluación de conocimientos y destreza adquiridas,
VII. Violar las normas de conducta propias de la profesión médica y/o normas administrativas de la PUCE,
VII. Dejar de asistir sin justificación a las guardias asignadas,
IX. Reprobar una asignatura básica del curso,
X. Solicitar exámenes de admisión para residencia de especialidad en otras instituciones médicas
una vez iniciado el curso de residencia médica de especialidad de grado sin la autorización de la
jefatura de enseñanza e investigación,
XI. Insubordinación, trato incorrecto al personal y/o conducta inadecuada con los pacientes,
XIII. Las análogas a las establecidas en los incisos anteriores, de igual manera graves y de
consecuencias semejantes.
Artículo 35.- El Comité de Enseñanza e Investigación de la unidad hospitalaria, la Subdirección de
Educación e Investigación Médica y la Unidad Jurídica Consultiva del Instituto, serán los facultades para
resolver o aclarar cualquier duda que surja con la interpretación o aplicación de este reglamento.
Las resoluciones serán dadas a conocer a través de las circulares reglamentarias.